aDSC_0888.jpg

Impacto Social

 

Apoyamos y motivamos la conservación del conocimiento ancestral de las comunidades nativas.

Si bien el cacao silvestre siempre ha estado presente en la cultura culinaria de los habitantes de la Amazonía, ellos solían recolectarlo solo para su consumo domestico.

 

Desde que se estableció nuestra empresa, la importancia del cacao silvestre se ha magnificado debido al gran impacto en la economía familiar de los habitantes de la Amazonía. Gracias a la actividad de recolección del Cacao Silvestre, las personas que viven aquí han pasado de un ingreso anual de 300 dólares estadounidenses a 3000 por familia en un año.

 

En las áreas donde operamos, al rededor de 800 familias se involucran en la actividad de recolección y al mismo tiempo actúan como guardianes de la selva tropical contra el avance de la actividad ganadera realizada por las familias más ricas.

Aunque la gente local, como parte de su cultura ancestral, sabe cómo tratar los granos de cacao en la etapa de cosecha y post cosecha, periódicamente organizamos talleres y les brindamos asistencia técnica, con la ambición de vincular su conocimiento ancestral con el conocimiento académico.

Para lograrlo, en vez de contratar técnicos extranjeros, hemos organizado un equipo de gente local para ser capacitado por especialistas en el exterior, quienes al retornar, han permitido crear una red de personas locales calificadas, que difunden el conocimiento entre sus vecinos para realizar el trabajo técnicamente correcto.

 

A lo largo de todos nuestros procesos, hemos optado por políticas de género para apoyar el trabajo femenino, esperando una distribución más equitativa del ingreso familiar.

ramas_edited.jpg

Impacto Económico

 

“No se genera desarrollo con solo comprar granos de cacao, 3 meses de cosecha por año, no alivian la pobreza en el área”. (Marcela Baldiviezo CEO)

 

La actividad económica realizada por nuestra empresa es sostenible en el tiempo y tiene un impacto directo en la economía de las comunidades amazónicas todo el año.

Desde el inicio de nuestras actividades, nuestra política ha sido dar valor agregado a los recursos naturales, transformarlos de manera responsable  y ofrecer así, productos de alta calidad elaborados en origen.

De esta manera, y solo de esta manera, es posible generar empleos estables que aseguren beneficios económicos sostenibles para la gente local.

Impacto Ambiental

 

La recolección de cacao silvestre en la selva amazónica no genera daño al ecosistema. Nuestras investigaciones muestran que al menos el 50% del cacao silvestre existente es consumido por la fauna de la zona. Debido a que el mayor volumen de este recurso se encuentra en las profundidades de la selva, el consumo de las fruta de cacao por animales y el consiguiente movimiento de las semillas, genera nuevos rodales de cacao silvestre, como también de otras frutas y especies forestales. Debido a la perfecta simbiosis de la naturaleza, resulta prácticamente imposible determinar con precisión el tamaño del área que contiene cacao silvestre.

 

Por otra parte, como resultado de la correcta aplicación de las políticas socioeconómicas, los habitantes de esta region optan por métodos de recolección en lugar de la agricultura tradicional, protegiendo así su propio hábitat, la selva, de la deforestación. Otro aspecto muy importante en nuestra actividad es el ahorro  de agua. En cualquier tipo de sistema agrícola, se necesitan grandes volúmenes de agua dulce para regar los suelos.

 

En las tierras bajas de la Amazonia, la lluvia, el nivel de humedad y las condiciones del suelo son suficiente para cultivar naturalmente miles de especies biológicas, entre ellas las mazorcas de cacao. Esto es posible, casi mágicamente, sin usar ni una gota de agua dulce de las reservas del planeta.

 

Nos conmueve profundamente ser promotores de la preservación del cacao silvestre, de cuidar las reservas de agua dulce del planeta y nos sentirnos honrados de trabajar junto con muchas familias locales y ser beneficiarios de la gran generosidad de la Madre Naturaleza.